Diarrea

Diarrea, un problema gastrointestinal muy común

La diarrea es el malestar estomacal más común. Cualquiera sea su causa (indigestión, intoxicación, infección, u otras), puedes tratarla con Pepto-Bismol.

¿Te ha pasado alguna vez que te has avergonzado cuando tu estómago empieza rugir y no precisamente por ganas de comer? Sientes que es un momento incómodo y quieres que se te pase lo más rápido posible, pero las ganas de ir al baño te nublan la mente. Una de las consecuencias de este desorden es la diarrea.

¿Qué es la diarrea?

Es el paso frecuente de heces acuosas y blandas con o sin distensión abdominal, presión y calambres, comúnmente conocidos como gases o flatulencia.

Es muy usual y puede tener diferentes causas, aunque la más común es la diarrea infecciosa, a la que se denomina gastroenteritis aguda. Sin embargo, esto no implica que debas tener necesariamente una infección estomacal.

La gastroenteritis aguda es altamente contagiosa y se transmite por vía fecal a través de manos sucias, toallas con gérmenes, intoxicación por alimentos o bebidas contaminadas.

La diarrea es uno de los padecimientos que existen en todas las edades. Es mucho más peligrosa en niños (de 0 a 5 años de edad) y en ancianos debido al alto riesgo de deshidratación, ya que cuando se evacúa materia fecal se pierden líquidos, sales y electrolitos.

Cuando los especialistas hablan de un malestar estomacal, en muchas ocasiones se refieren a una sola pieza del aparato digestivo que es el estómago, pero la mayoría no son solo problemas gástricos, sino que también se producen por diferentes factores como: inconvenientes en intestinos (delgado o grueso) o aumento de la secreción o el succionamiento de agua.

Diarrea, un problema gastrointestinal muy común

Tipos de diarreas

Existen varios tipos: diarreas agudas, diarreas persistentes, diarreas crónicas, diarreas inflamatorias, diarrea con sangre y las diarreas no invasivas. Se define la diarrea aguda, desde un punto de vista práctico, como el cuadro de más de tres deposiciones no formadas al día con una duración menor de dos semanas. Estas se producen por bacterias, parásitos, intoxicación alimentaria, intolerancia a la lactosa, medicamentos, laxantes, u otras enfermedades como hipotiroidismo. Casi siempre, las diarreas agudas vienen acompañadas de fiebre, náuseas, vómito y dolor abdominal, entre otros.

Esta es una de las enfermedades más comúnmente reportadas en los Estados Unidos, solo superada por las infecciones respiratorias. A nivel mundial, es una de las principales causas de mortalidad en niños menores de cuatro años, especialmente en países desarrollados.

Es importante el criterio temporal de las dos semanas, porque así se diferencian de las diarreas crónicas, que son aquellas que duran más de cuatro semanas, y de la diarrea persistente, que se prolonga entre dos y cuatro semanas.

Desde un punto de vista práctico, es importante diferenciar entre las diarreas inflamatorias o invasivas y las diarreas no inflamatorias.

ALT

Las inflamatorias son aquellas que cursan con sangre, fiebre, dolor de estómago y frecuentemente dan lugar a las complicaciones sépticas; las no inflamatorias típicamente son acuosas, abundantes, indoloras y afebriles, y dan lugar a complicaciones como deshidratación.

Es importante resaltar que las diarreas también pueden ser causadas por parásitos o incluso por manifestación de problemas emocionales, bien sea estrés o exaltaciones. En el caso de los niños, cuando van a la escuela y están en el proceso de un examen o con alguna sintomatología de estrés, presentan evacuaciones líquidas durante un día que al final desaparecen.

La mejor manera de prevenir la gastroenteritis es lavarse bien las manos después de ir al baño y antes de manipular alimentos.

Se debe utilizar agua y jabón y frotar meticulosamente durante un mínimo de 30 segundos poniendo especial atención en áreas olvidadas, como entre los dedos, el pulgar o las muñecas.

Las manos deben secarse con una toalla limpia o mejor con un papel desechable. Recuerda que lavarte las manos te puede evitar muchas enfermedades.

Fuentes:
1. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, www.niddk.nih.gov
2. Medline Plus, medlineplus.gov/spanish/diarrhea.html
3. Pepto-Bismol Mexico, www.peptobismol.com.mx, 2019.
4. Healthline, www.healthline.com/health/diarrhea